23 junio 2021 |

MIRCROPLASTICOS EN LA SAL

Actualmente, vivimos en un mundo donde cada minuto se vende un millón de botellas de plástico en todo el mundo, las cuales tienen un periodo de degradación de cientos de años. Esto nos habla de un uso desorbitado de los plásticos, que a su vez se encuentran en todo tipo de objetos cotidianos y también en envases de la industria alimentaria.

Fruto de esta tendencia creciente, es razonable pensar que las sustancias plásticas puedan acabar en alimentos y, por tanto, llegar a consumirlas. De hecho, se realizó un estudio a nivel mundial donde se demostró que el 90% de las marcas de sal contienen microplásticos, que no son más que pequeñas porciones (< 0.5cm) de dicho material que contaminan el medioambiente. (Kim JS, Lee HJ, Kim SK, Kim HJ. Global Pattern of Microplastics (MPs) in Commercial Food-Grade Salts: Sea Salt as an Indicator of Seawater MP Pollution. Environ Sci Technol. 2018 Nov)

Pero, ¿cómo podemos llegar a ingerir microplásticos? Según el estudio, la ingesta de microplásticos se encuentra íntimamente relacionada con las emisiones de las regiones de estudio, es decir, a través de la contaminación de los mares debido a los vertidos industriales, los cuales favorecen que, si utilizamos un agua marina como fuente para elaborar la sal marina, los plásticos que se han vertido acaben en nuestros hogares, en nuestro organismo.

En su mayoría, encontramos como microplásticos de mayor abundancia al tereftalato de polietileno (PET en un 83%), polipropileno (PP) y polietileno (PE). Teniendo en cuenta los 5g de ingesta máxima de sal que recomienda la OMS, estaríamos consumiendo 510 micropartículas de plástico al día.

La pregunta del millón es ¿Son perjudiciales para la salud? Parece obvio pensar que, si comemos plástico, no podemos esperar nada bueno de lo que ocurra en nuestro organismo. Pero la realidad es que, a día de hoy, no existen estudios demostrados de que sean perjudiciales o reaccionen de manera agresiva contra nuestro sistema.

Esto es debido a que se cree que el microplástico en sí no presenta efectos nocivos sobre el organismo, aunque sí podrían presentarlos los aditivos que se emplean para su fabricación, que son muy variados e impiden centrar el estudio sobre algún compuesto concreto.

 A pesar de no haber evidencias científicas que demuestren que son nocivos para los consumidores, se han abierto posibles estudios que se centrarán en los siguientes 4 efectos:

  • Estrés oxidativo
  • Inflamación
  • Daño celular
  • Respuestas inmunes localizadas

A día de hoy, lo único que se encuentra demostrado es el impacto medioambiental que presentan y que los humanos estamos ampliamente expuestos a ellos.

Esto quizás nos haga reflexionar en el uso excesivo de los plásticos y que, cada vez que vertimos un plástico al mar, al suelo o al aire, el mismo plástico puede llegar a nuestro organismo, en un ciclo que nosotros mismos empezamos. Hagamos pues un consumo responsable e intentemos reducir el uso generalizado de plásticos, sustituyéndolos por otros materiales más sostenibles, reutilizables y ecofriendly.

“Si crees que la economía es más importante que el medioambiente, intenta aguantar la respiración mientras cuentas dinero.” Guy Mcpherson”

Álvaro García

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN PROTECCIÓN DE DATOS
Finalidades:
Publicar su comentario.
Legitimación:
Consentimiento del interesado
Destinatarios:
No están previstas cesiones de datos.
Derechos:
Retirar el consentimiento en cualquier momento, acceso, rectificación, portabilidad, supresión, limitación, oposición a su tratamiento, derecho a presentar una reclamación ante la AEPD (www.aepd.es).
Información Adicional:
Puede ampliar la información en el enlace de política de privacidad.

Te puede interesar...

En Limandarina tenemos una fórmula secreta

Proponemos soluciones creativas que ahorran costes a las empresas, somos cercanos y profesionales.

Podemos ayudarte
Limandarina

Expertos en Seguridad Alimentaria y Productos de Consumo